spot_img
lunes, febrero 26, 2024
spot_img
InicioDeporteJuan Pablo De Luca presenta “La primera estrella”

Juan Pablo De Luca presenta “La primera estrella”

-

El escritor juninense, autor de la saga Barbicano, anticipa el sexto título de la serie: en este caso, un thriller que avanza en dos líneas de tiempo, entre el presente y el pasado. Una vez más, con el fútbol como el gran protagonista de una historia atrapante.

Su ámbito laboral estuvo siempre relacionado con la tecnología médica y se lanzó a escribir pasados sus 50 años, J. Pablo De Luca ya es reconocido por su Saga Barbicano y por estos días ultima las pruebas de “La primera estrella”, el sexto título de esta serie que se desarrolla en torno al fútbol y a la cultura argentina. Será presentado a fines de septiembre en DAÍN Usina Cultural (Palermo Soho, Buenos Aires).

Sus ficciones anteriores: «Misión Tilcara» (2017), «El fantasma del Bernabéu» (2019), «El último enganche» (2020), «Los vengadores del 86» (2021) y «Leones y manteros» (2022) combinan de manera original la tradición futbolera rioplatense y el género policial. La trascendencia de sus novelas lo ha llevado a participar en ferias del libro en distintas ciudades del país y también ser invitado a ferias internacionales en Buenos Aires, Madrid y Bilbao.

La serie de novelas está basada en la vida de Juan Barbicano, un médico que participó como “colimba” en la Guerra de Malvinas, lo que le dejó cicatrices tanto físicas como psicológicas. Las mujeres en la vida del protagonista son sus hijas Malvina y Soledad, la inspectora Alma Noa y «La Colo». Cada novela es autoconclusiva, pero se enlazan unas a otras y pueden leerse en cualquier orden.

En “Leones y manteros», por ejemplo, Barbicano se ve involucrado en el mundo de los representantes de futbolistas y la explotación de jóvenes jugadores africanos. En «Misión Tilcara» y «El Fantasma del Bernabéu» se mete en aventuras sobrenaturales y policiales. Mientras que en «El Último Enganche», De Luca presenta una distopía en la que el fútbol pierde una de sus posiciones más emblemáticas y Barbicano debe proteger al último jugador que la ocupa. Siempre usando el deporte como metáfora social. “Los vengadores del 86” es una historia de violentos hooligans tratando de profanar un féretro en Argentina, siempre una pantalla para repasar la historia argentina.

En “La primera estrella”, su próximo título, se meterá con el Mundial 78 y el siniestro trasfondo de la última dictadura argentina como telón de fondo del evento deportivo en el que Argentina levantó por primera vez la copa del mundo.
Los lectores nos sumergiremos en las intrigas del poder detrás de la organización del evento y conoceremos la información que el propio autor obtuvo tras años de investigación sobre el tema. Gran argumento para semejante tema.

Entrevistado a modo de anticipo, De Luca revela algunas intimidades en relación a este nuevo título:

¿Cuál fue la idea, anécdota o imagen que originalmente le impulsó a escribir esta nueva historia, “La primera estrella”, que conoceremos en poco tiempo?

La idea de la cual surge esta ficción viene de muchos años atrás. Casi en paralelo a “Misión Tilcara”, mi primera novela. Eran muchos interrogantes sobre el Mundial 78 que nadie aclaraba o, peor, se distorsionaban cada vez más, por lo que me puse a investigar. Luego, una vez que la saga Barbicano cobró vida, fueron surgiendo otros argumentos y se fue posponiendo. Tal vez era una procrastinación inconsciente, marcaba que debía estar más maduro como escritor para afrontar temas que corresponden a un momento delicado de nuestra historia.

¿Qué puede (o se puede) anticipar sobre la trama, sin spoilear el final?

La nueva novela comienza cuando Barbicano tratando de encender el fuego para un asado halla de manera accidental una información referente al EAM78, el ente que llevó adelante la organización de la copa jugada en Argentina. A partir de ahí, surge una historia en la que se entrelazan servicios de inteligencia, periodistas, exguerrilleros, grupos de tareas, una congresista y veteranos de Malvinas… Siempre el fútbol como hilo conductor de lo que nos ha pasado y nos sigue ocurriendo a los argentinos.

Existen tantos interrogantes no resueltos y datos inconclusos…Me llevó años recopilar la información, en paralelo a la construcción de las otras novelas. Algunos interrogantes: ¿Cruyff? ¿Perú? ¿Deyna? ¿Bettega? ¿Coutinho? O también ¿qué tienen en común los “chicos de Malvinas” y los jugadores campeones del mundo del 78?

El mundial 78 y la dictadura como trasfondo siniestro del evento deportivo más celebrado en nuestro país, antes del Mundial de Qatar ¿qué mirada tiene desde el presente sobre el hecho de que esos dos acontecimientos (uno feliz, el Mundial; el otro desgraciado, la dictadura) se hayan desarrollado en simultáneo, y cómo decidís encararlo desde la ficción?

Creo que no podía ser contada en otro tono que no fuera de novela negra. Intenté llevarlo para la comedia —más habitual al tono de la saga— pero no fue posible. Van a encontrar mucha ironía o hasta humor, pero el trasfondo es otro

¿Cuál diría que es la emoción con la que le gustaría se quedara el lector, en esta oportunidad?

Sorpresa. Reflexión. Duda sobre los relatos que nos tratan de imponer desde distintos sectores. Búsqueda de la verdad.

¿Qué es lo que más disfruta, en lo personal, de la escritura y de la construcción de esta saga y cuáles son los mayores desafíos que enfrenta como autor?

La escritura la disfruto ya desde la investigación apenas me asalta una idea. Después, ir viendo cómo surge la historia y a dónde me lleva es fascinante… Los desafíos son más de tiempos disponibles o autoexigencia que de la temida página en blanco. Siempre tengo algo para sumarle a la novela, nunca he sufrido de bloqueos. Todos sabemos lo complejo que es el sistema editorial, el circuito de las librerías, que la obra tenga visibilidad y toda esa problemática. Las plataformas digitales tienen ese punto favorable en que de pronto en Colombia o España se vendan más tus libros que en muchos lugares de Argentina.

¿Cuesta hacerse tiempo para escribir? ¿El autor debe generarse un espacio para la escritura, como parte de su método de trabajo? ¿O creé más en escribir cuando se siente el deseo? ¿Cómo es en su caso?

No es fácil por mis otras actividades laborales. Todo está en la voluntad y el entusiasmo cuando hay una buena historia para contar. Mis novelas exigen una gran dosis de investigación y por lo tanto me insumen muchísimas horas. Tengo disciplina y optimización del tiempo al máximo para poder lograr estar publicando una novela por año. Obvio que dejo de lado otras actividades que me gustan para lograr esta dedicación.
También insume mucho tiempo la constante formación, asistir a cursos, clases magistrales y también las presentaciones propias en Ferias del Libro en el país y el exterior, firmas de ejemplares, redes sociales, son muchas cuestiones que atender. Pero el reconocimiento de la obra es el combustible que me recarga la energía para continuar siendo prolífico.

¿Cómo le gustaría que fuera leída esta nueva novela: concretamente, qué público imagina para este título en particular?

Una novela vertiginosa es el primer comentario que surge de las devoluciones de quienes han sido los lectores beta del libro. Creo que la primera lectura de esta novela va a ser así. Luego la gran mayoría de lectores intentarán saber más sobre varios temas que se tratan en el libro y encontrarán sorprendentes revelaciones. Armar este engranaje me llevo años, iba en paralelo al desarrollo de las otras novelas. Sé que va a disparar controversias. En algún aspecto es contracultural.
Mi público es amplio por género y edades. La información “futbolera” es siempre la que está en el inconsciente colectivo. Aspiro a que llegue a las generaciones jóvenes.

¿Qué otros episodios deportivos que tengan un lugar especial entre tus recuerdos te gustaría narrar en el marco de la saga y cuántos títulos te gustaría que abarcara la serie, de acá a unos años?

Hasta acá siempre han surgido hechos que me permiten seguir hilando la serie. Imagino nueve o diez, no lo sé, esta ya es la sexta entrega. Existieron conversaciones para adaptar a formato audiovisual, pero esto se escapa de mis manos. Son proyectos muy complejos.

Pienso que a futuro puede haber desprendimientos como “casos para resolver” por la inspectora Alma Noa y que ya no sea determinante Barbicano.

¿Cuáles son los autores que hoy más le inspiran y disfruta como lector?

Son muchos los autores que me gustan. Pero en especial admiro el estilo directo que logra persuadir y llevar de la mano hacia adelante con frases cortas —que es lo que aplico a mis novelas—. Cuesta mucho en la vida actual lograr tener concentración en textos barrocos, sobrecargados.

Dentro de esta dinámica me gustan el noruego Jo Nesbø, la belga Amélie Nothomb y los españoles Jon Arretxe y Juan Gómez-Jurado, con quienes he podido compartir en Bilbao y Madrid. De la actualidad argentina me inclino por Pedro Mairal y Guillermo Martínez. Creo que lo más emparentado con mi saga es la trilogía del británico Phillip Kerr.

Fuente: laverdadonline

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mantente conectado

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Últimas publicaciones